Ayuda en acción

Sudán del Sur: colaboración con actores locales para abordar la violencia de género

A woman, seen from behind

La crisis humanitaria más la pandemia de la COVID-19 han aumentado la vulnerabilidad de las mujeres y los niños y niñas a la violencia de género. Entre enero y septiembre, se registraron 6.295 incidentes de violencia de género. Se establecieron dos líneas telefónicas de atención gratuitas en todo el país para apoyar a los supervivientes que buscaban asistencia oportuna y confidencial. Las líneas de atención, muy necesarias, están a cargo de dos ONG locales dirigidas por mujeres, en colaboración con las autoridades nacionales. Las líneas de atención recibieron casi 1.000 llamadas, principalmente de entornos urbanos. Para facilitar el acceso a un grupo diverso de la población vulnerable, los funcionarios de respuesta con diversos conocimientos lingüísticos y experiencias actúan como operadores que prestan apoyo a distancia.  

Las líneas de atención han permitido el asesoramiento preliminar a distancia, la remisión de casos y la gestión de los mismos para los supervivientes en apuros o en riesgo de violencia. También se han hecho llegar a las supervivientes llamadas telefónicas de seguimiento, visitas a domicilio y apoyo financiero. Se llegó al 31% de las personas seleccionadas para recibir servicios de prevención y respuesta a la violencia de género en 2020. La mayoría de los servicios de respuesta se concentran en los estados de la Unidad, Equatoria Central, Jonglei y el Alto Nilo.   

UNICEF/Helene Ryeng