Ayuda en acción

COVID-19 y el riesgo de hambruna

Yemen Malnutrition Boy

Los efectos devastadores de la COVID-19 se siguen manifestando en forma de aumento del desempleo, destrucción de los medios de subsistencia y aumento del hambre. A las familias les resulta más difícil poner alimentos sanos en el plato, la desnutrición infantil amenaza a millones de personas y el riesgo de hambruna es real en lugares como Burkina Faso, el noreste de Nigeria, Sudán meridional y Yemen.

La COVID-19 ha introducido el hambre en la vida de más comunidades urbanas, al tiempo que ha puesto en mayor peligro de inanición a las personas vulnerables, como los desplazados internos, los refugiados, las personas mayores, las mujeres y las niñas, las personas atrapadas en conflictos y los que viven en el extremo más agudo del cambio climático. La pandemia se produjo en un momento en que el número de personas con inseguridad alimentaria aguda en el mundo ya había aumentado desde 2014, debido en gran parte a los conflictos, el cambio climático y las crisis económicas. Se prevé que la inseguridad alimentaria aguda aumente en más del 80% -de 149 millones antes de la crisis de COVID-19, a 270 millones a finales de 2020- en 79 de los países en los que trabaja el PMA. En Burkina Faso, el número de personas en crisis o peor (fase 3 IPC/CH o superior) casi se triplicó en comparación con el punto máximo de la situación de inseguridad alimentaria en 2019, con 11.000 personas que se enfrentaban a un hambre catastrófica (fase 5 PC/CH) a mediados de 2020.

En el caso de las poblaciones en fase 3 IPC o superior, se requiere una asistencia humanitaria urgente y sostenida para evitar el deterioro de la situación de hambre. Es alarmante que en 2020, la insuficiencia de fondos haya impedido a los socios de seguridad alimentaria prestar la asistencia necesaria. Por ejemplo, las reducciones sostenidas de las raciones de alimentos en Yemen han contribuido directamente a la reducción del consumo de alimentos desde marzo. Hoy en día, Yemen es uno de los cuatro países que corren un riesgo real de hambruna.

OCHA/Giles Clark

Notas

  1. FAO and PAM, FAO-PAM Early Warning Analysis of Acute Food Insecurity Hotspots, Noviembre de 2020.
  2. OIM and PAM, Populations at Risk: Implications of COVID-19 for Hunger, Migration and Displacement, Noviembre de 2020; CARE Some-times We Don’t Even Eat: How Conflict and COVID-19 Are Pushing Millions of People to the Brink, Noviembre de 2020.
  3. PAM, Needs analysis informing WFP’s Global Response Plan to COVID-19 – Junio de 2020.
  4. Food Security Information Network, Global Report on Food Crises Update: In times of COVID-19, Septiembre de 2020